Urban Resilience: más allá de la innovación

 

La que se describe a continuación posiblemente sea la única forma de solución tecnológica-estratégica que haría posible la implantación relativamente rápida del vehículo eléctrico sin sobrecargar la red de distribución eléctrica, permitiendo a la vez emplear preferentemente energías renovables (y evitando así más emisiones de CO2 ), y ahorrando parkings de superficie con electrolineras, además del espacio público ocupado por vehículos infrautilizados, estacionados la mayor parte del tiempo.

SISTEMA DISTRIBUIDO DE ESTACIONES DE CARGA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS Urban Resilience  

http://urbanresilience.eu/

¿Qué es? 

Es una innovación que integra varias tecnologías para la mejora sustancial del transporte urbano no colectivo, basado en una red distribuida de estaciones de carga de vehículos eléctricos, cada una de ellos con un número de puntos de carga a partir de 14 conexiones estándar + 2 puntos de carga rápida El modelo de estación es compacta, muy eficaz en su diseño y altamente eficiente en la forma que gestiona la energía de la red. Permite diversas configuraciones en función de las necesidades concretas de cada ubicación. El sistema está diseñado para integrarse en una solución de “movilidad como servicio”, junto con otros sistemas de transporte público.

Provee alternativas de transporte eléctrico no colectivo asequibles para la gran mayoría de la población, mientras que la adquisición de vehículos eléctricos seguirá fuera del alcance de la mayor parte de la ciudadanía, además de que no solventa el problema del uso del espacio público Por otro lado , y sumado a las importantes ventajas para los ciudadanos y usuarios, las estaciones sirven para optimizar la carga eléctrica de vehículos eléctricos, priorizando la energía renovable. 

Las estaciones pueden combinar distintos usos: taxis, car sharing y utilitarios de particulares. También sirven como “parking” nocturno para los taxis y automóviles de uso compartido 

Problemas que soluciona

Emisiones de CO2 (causas del cambio climático) y contaminación urbana

Facilita la introducción del vehículo eléctrico y el uso intensivo de éste, a la vez que la carga prioritariamente con energía eléctrica renovable, contribuyendo así a mantener limpia la atmósfera de las ciudades y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Déficit de la administración en la gestión del transporte 

Diversos servicios e infraestructuras de transporte urbano, como el bus, el tranvía, las estaciones de carga para vehículos eléctricos o los servicios de alquiler de bicicletas son claramente deficitarios. Urban Resilience ha diseñado un sistema que mejora sensiblemente las características del transporte, sin resultar en más déficit para la administración. 

Uso desproporcionado del espacio público   

Se ha calculado que en las ciudades hasta un 95% de los automóviles permanecen parados la mayor parte del tiempo, ocupando un espacio que podrían emplear peatones y ciclistas, o ampliando aceras y haciendo más accesibles muchos negocios y barrios. El uso intensivo de vehículos eléctricos que propone Urban Resilience puede liberar hasta 3 veces el espacio ocupado por las estaciones. 

Parque automovilístico envejecido 

Las estaciones Sumosu de Urban Resilience facilitan la integración de sistemas de transporte público no colectivo (taxi, VTC, etc.) y car sharing, contribuyendo a un uso más intensivo del automóvil, por lo que se renovarán con mayor frecuencia, el sobrecoste de los coches eléctricos se recuperará más rápido y se mantendrá en perfectas condiciones durante su vida útil.

Dificultades en la transición hacia el vehículo eléctrico 

Como consecuencia del punto anterior y sumado a la mayor oferta de puntos de carga (rentables) se acelerará considerablemente la transición hacia el vehículo eléctrico.

Problemas de gestión de los puntos de carga 

El sistema distribuido de estaciones, cada una con múltiples puntos de carga, se gestiona para priorizar el consumo de electricidad fotovoltaica y eólica, almacenando energía para suministrar mayor potencia y cargas más rápidas sin afectar a la red. 

La tecnología involucrada 

Si bien el propio diseño compacto y eficiente de las estaciones, junto a su integración en una red distribuida, son su punto fuerte, en su diseño se emplean importantes tecnologías: 

Acumulación estacionaria (baterías),  Sistemas de carga rápida y normal 

Distribución de energía renovable, para lo cual se empleará tecnología de Cadena de bloques (Block Chain) 

Automóvil 100% eléctrico (últimos modelos, con buenas autonomías y prestaciones) 

Aplicaciones para gestionar eficientemente servicios de car sharing y taxis

Variantes 

Las estaciones pueden ser: Mixtas: taxis, car sharing y particulares: Posiblemente sea este el tipo de estación más eficiente y versátil 

Particulares y car sharing: Según la ubicación, puede ser la configuración idónea. 

Solo taxis, Quizá sea éste el uso más rentable y fácil de implementar a corto plazo, por el importante ahorro económico que supondrá para los taxistas adherirse a este sistema. 



¿Cómo funciona?

A diferencia de una estación de servicio convencional (de combustibles) la carga eléctrica lleva más tiempo, sin embargo, la mayor parte de las cargas, y en especial los taxis y los coches de uso compartido se realizan normalmente por la noche, encontrando los usuarios completamente cargados los vehículos al inicio de la jornada. El sistema de acumulación podrá diferir en tiempo la desde la Red hacia los vehículos, y gestionar múltiples cargas simultáneas o cargas rápidas sin comprometer la Red (evitando sobrecargas similares a las que suelen producir los equipos de aire acondicionado durante una ola de calor). A nivel de usuario no se paga una cuota fija de abonado, sino según el uso, de modo que el coste total será únicamente en función de la distancia recorrida y tiempo de uso 

Diseño

Una de las características más notorias es su flexibilidad, pues es: modular y ampliable en área, profundidad o altura. También es un negocio perfectamente franquiciable, por ser replicable por ciudades, regiones y países Por último, facilita la Intermodalidad, es decir, el intercambio entre distintos tipos de transporte Uso del espacio muy eficiente 

Más allá: una visión futurista 

La movilidad -eléctrica- como servicio (eMaaS) es uno de los cambios que nos depara la llegada de la llamada "Era del acceso" en la que será más cómodo y económico disponer de servicios en lugar de las cosas en propiedad para procurarnos esos servicios (sufriendo -todos- los inconvenientes y costes de tener un coche aparcado las 24 hours en la calle para hacer un uso ocasional)

La posible automatización de las estaciones contribuiría a mejorar aún más su rentabilidad, si bien se debe valorar también la creación de empleo fijo.

Otra variante de la automatización llegará con la irrupción de los vehículos autónomos, para los cuales las estaciones pueden adaptarse fácilmente.

En resumen ;Urban Resilience  constituye una solución tecnológica-estratégica que mejoraría la habitabilidad de las ciudades, facilitaría la implantación de la movilidad como servicio mediante vehículos eléctricos, evitaría la saturación de las redes de distribución eléctrica, facilitaría el consumo de electricidad de fuentes renovables y liberaría espacio público que quedaría disponible para otros usos mucho más valiosos. Además de todo lo anterior, para una mayoría de ciudadanos les permitirá disponer de un automóvil eléctrico y un punto de carga, pues al evitarse tener que hacer un sustancioso desembolso económico para la compra de ambos productos y convertirse en un servicio de pago por los costes de un uso ocasional son muchísimo más bajos.

Es difícil encontrar una solución tecnológica que produzca más beneficios y que además sea claramente rentable no solo para el usuario, sino también para las empresas y entidades gestoras.